Matando sesiones con seguridad

El método más seguro de matar una sesión es desde una sesión del administrador de la bbdd. Con alguna referencia sobre el proceso a matar se realiza una búsqueda con la consulta:

SELECT s.sid, s.serial#, s.osuser, s.program
FROM v$session s;

Con el sid y serial# se lanza la instrucción:

ALTER SYSTEM KILL SESSION 'sid,serial#';

Es posible que el proceso no termine con facilidad, por lo que conviene lanzar esta misma llamada con el modificador IMMEDIATE. De este modo el proceso fuerza también, de un modo seguro, la finalización del proceso del sistema operativo.

ALTER SYSTEM KILL SESSION 'sid,serial#' IMMEDIATE;

Este es el único método seguro ya que si se opta por matar directamente la sesión del sistema operativo es posible que se vea afectada la integridad de los datos.

No obstante en situaciones de autentica necesidad se podrá también matar los procesos del sistema operativo.

Para sistemas Unix el clásico KILL -9 {spid} o desde windows orakill {sid} {spid}, donde {spid} se deduce del cruce de v$session y v$process y el {sid} es el identificador de la bbdd.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *